top of page
Search
  • Writer's pictureCanal DownTV VENEZUELA

CONSEJOS PARA PREPARAR A LOS CAMPISTAS NOVATOS PARA UN CAMPAMENTO DE VERANO

¡De acuerdo! Has tomado la excelente decisión de darle a tu hijo el regalo de una experiencia de campamento de verano. No hay necesidad de que entres en pánico, todo va a estar bien. De hecho, todo va a ser genial.






Finalmente has tomado tu decisión de permitir a tu hijo participar en un tipo de actividad recreativa y educativa diferente. Enviar a tu hijo a un campamento de verano es una de las mejores cosas que puedes hacer como padre para ayudarlo a formarse como un ser humano emocionalmente saludable, equilibrado y autosuficiente. Simplemente respira hondo, tómate un café y siéntate a leer nuestros consejos que damos a las familias que visitan un campamento por primera vez. 1. Prueba con una pijamada. Algunos novatos nunca han estado en un sitio fuera de casa, al aire libre, sin sus padres y con otros chicos a quienes no conoce. Para entrenarlo y a su vez disminuir el nivel de ansiedad, permite que tu hijo comparta sin ti en casa de algún familiar al que no visite regularmente ( pero que lo conozca). Al principio puede ser un poco incómodo para él, pero es una buena práctica para acostumbrarse a la sensación de lo desconocido (o al menos) familiar y para ganar confianza sin mamá y papá. 2. ¡Llévalo de compras! . A los jóvenes les encanta gastar su dinero, así que llévalo de tiendas para que elija algún artículo que necesitará en el campamento o una chuchería saludable para sus meriendas e inclusive un mini ventilador de mano para rociar agua (que lo ayudará a hacer muchos amigos en los días calurosos). No necesitas gastar mucho dinero para disfrutar de los beneficios del viaje de compras. Para un campista, tener símbolos tangibles de sus próximas aventuras les permitirá visualizar mejor pequeños fragmentos de tu existencia en sus jornadas en el campamento. 3. Haz una lista de verificación. Concéntrate en lo positivo haciendo una lluvia de ideas con tu campista para crear una lista de cuatro o cinco objetivos específicos para el verano (por ejemplo, eliminar el miedo a las alturas trepando, aprender tiro al blanco o arco y flecha o hacer al menos un nuevo amigo) . Asegúrate de recordarle a tu hijo con frecuencia sus nuevas metas y que cada día te cuente sobre sus progresos. 4. Gestiona las expectativas Muchos padres responden al miedo de sus hijos al campamento diciéndoles que les va a encantar y que no hay nada de qué preocuparse. Es probable que esto sea cierto, y es bueno mantener una actitud positiva. Y también debe hacerles saber que los primeros días pueden ser un poco difíciles hasta que se acostumbren a los ritmos del campamento. Necesitan saber de tí que esto es perfectamente normal y está bien sentirse así. 5. Aprovecha y ¡vete a Tahití! De acuerdo, tal vez un viaje al Pacífico Sur no es literalmente esta idea, Lo que queremos decirte es que aproveches el tiempo que tus hijos están en el campamento para cuidarte bien. Has pasado años haciendo loncheras, haciendo papel de chofer y ayudando con sus tareas. Ahora mereces algo de tiempo para ti. Repítelo muchas veces: ¨Merezco algo de tiempo para mí¨. Esto no te convierte en un mal padre; al contrario, te hace un ser humano; y el campamento brinda la oportunidad perfecta para darte un buen tiempo cada día para recargarte; para disponer de tu tiempo para lo que lo necesites y sin preocuparte. Diviértete cuando tus hijos estén en el campamento y disfruta de la tranquilidad. Y no te preocupes, terminarás antes de que te des cuenta, así que tómate un tiempo para ti antes de que la rutina y las actividades de tu hijo vuelvan a aparecer. 7. Ten confianza.Los padres y los monitores del campamento hacen equipo para hacer del verano de tu hijo todo un éxito, por lo que debe haber una línea de comunicación abierta y honesta. Si tu hijo tiene un desafío particular que podría afectar su experiencia en el campamento, es mejor abordarlo antes de que comience el campamento. Eventualmente, sabremos que tu hijo tiene alguna dificultad en particular, ó si está atravesando por una situación difícil, por ejemplo, y si conocemos esta información de antemano, podemos elaborar una estrategia juntos y planificarla. No debes preocuparte de que esta información estigmatice a tu hijo. ¡Para nada! Deberías poder confiar en que el personal del campamento, porque este personal está preparado para mantener tu información de manera confidencial. Si ese nivel de confianza no existe, tal vez deberías reconsiderar tu elección de ir al campamento. 8. …Y no te diré mentiras Este es un gran consejo. Bajo ninguna circunstancia debes prometer que recogerás a tu hijo del campamento si te llama diciéndote que ¨está pasando un mal momento´. Hacer esta promesa garantizará que un campista con dificultades de socialización no haga ningún esfuerzo por cambiar las cosas. Tu hijo es humano, y el camino de menor resistencia (irse) es mucho más tentador que poner la energía mental necesaria para aguantar y tratar de divertirse. Si un campista lucha por superar la nostalgia, gana resiliencia, confianza y una sensación de logro ("oye, eso fue difícil, ¡pero lo logré!) cuando regrese a casa terminando la sesión con éxito habrá ganado mucho en su autoconfianza y autonomía.


14 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page